Lo que significa “te quiero” en cada etapa de una relación

21/02/2015
Posted in General
21/02/2015 Paula Díaz-Hellín

Muchas veces ha sido el origen de grandes romances y el punto en tristes rupturas: un “te quiero”. Es cierto que dentro de una relación, dependiendo de la etapa de la misma en la que pronunciamos estas bellas palabras, éstas pueden significar una cosa u otra muy distinta.

Probablemente, no es lo mismo decir “te quiero” por primera vez, que hacerlo cuando ya llevamos un año con nuestra pareja.

 

¿Por qué tantos significados para “te quiero”?

 

Dos personas que mantienen una relación crecen juntas paralelamente. Dentro de su crecimiento personal , cada uno encuentra nuevas situaciones que repercuten en su vida y, por tanto, a nivel de pareja. Como consecuencia, el significado de “te quiero” va evolucionando en función de cómo lo haga la relación y por separado, las personas que la forman.

Pero, es cierto que hay algo que se mantiene inmutable cuando expresamos estas dos palabras: a quien van dirigidas nos importa. Da igual como esta expresión vaya acompañada: lagrimas, risas, abrazos… Su importancia y magia debe mantenerse, a lo largo de cualquier relación, en una posición importante.

 

Entonces ¿Qué significa en cada etapa?

 

– Dos meses: me gusta como está surgiendo todo. En una relación a largo plazo y estable, dos meses es poco tiempo y “se pasa” rápido. Es cierto que al principio es cuando más enamorados nos sentimos, habiendo descubierto a esa persona tan especial con la que nos hemos dispuesto a comenzar un proyecto tan apasionante. Decirlo en dos meses es sentir que lo que tenéis durará para siempre. Pero, si somos realistas, sabemos que no todo dura eternamente y más una relación de solo 2 meses.

Es bueno recalcar en esta primera etapa que muchos de nosotros por inmadurez personal propia de la juventud o de no haber mantenido muchas relaciones, confundimos la forma en como queremos a una persona a lo largo de nuestra vida y decimos un “te quiero” en lugar de un intenso “me gustas”.

Te invito a que reflexiones antes de emplear en tu vocabulario estas dos palabras tan importantes y mires en tu interior. Así puedes evitar malos entendidos emocionales y no hacer daño a la persona que estás comenzando a querer, o no.

– Cinco meses: eres importante. Dicen los estudios que nos encontramos en los días finales de la etapa del primer enamoramiento. “Te quiero” en este momento puede significar que “eres importante en mi vida” y “me gustaría encontrar un hueco para tu corazón en el mío”.

Es cierto que aún sentimos una cierta incertidumbre y muchas dudas o miedos, como: ¿Me romperán el corazón? ¿Sentirá el/ella lo mismo que yo? Un tiempo menor a 6 meses no suele implicar algo claro por necesidad. De ahí que un “te quiero” en esta etapa siga haciéndonos sentir demasiadas cosquillitas en el estómago, pero quizás no aún en el corazón.

– Seis meses: Somos perfectos cuando estamos juntos. En este momento ambos no podéis dejar de pensar el uno en el otro. Te encanta todo lo que él/ella hace y que tenga que ver contigo, expresando su amor hacia ti: fotos, correos, dedicatorias…

“Te quiero” significa mucho más de lo que sentíais hace tres meses. Con estas palabras llevas implícito el verdadero mensaje de: amas como esa persona te hace sentir y lo genial que te sientes formando parte de su vida y ella de la tuya.

– Siete meses: Es nuestro. Hay un símil precioso y con el que estoy totalmente de acuerdo: “amar a alguien es como cambiarse de ciudad”. Encontrarás que tiene sentido ya que en una relación mientras más tiempo pase, más suele crecer el sentimiento mutuo. Cuando decimos “te quiero” en esta etapa, realmente estamos queriendo decir lo mío es tuyo y lo tuyo es mío.

A partir de ahora este “te quiero” es algo compartido, como todo lo demás que tiene lugar en tu relación.

– Diez meses: Eres mi mejor amigo. Ahora es cuando ves natural estar junto a tu pareja. Estar separados comienza a “doler” un poquito y se percibe como algo raro. En este momento “te quiero” tiene una connotación mucho más seria. Da igual que se diga después de una broma o por sms, el significado conlleva la misma gran importancia.

Probablemente si te preguntaran en este momento no solo dirías que tu pareja es “una persona increíble”. También, diríamos que “es mi mejor amigo”.

te quiero

Este tipo de “te quiero” va mucho más allá de lo que él/ella te quiere ofrecer o lo que tú deseas ofrecerle a ella. Es cuando la palabra “amar” comienza a entrar dentro de nuestro lenguaje interior y corazón.

– Un año: Eres mi mundo. Seguramente si lo que estás viviendo dentro de tu relación es amor incondicional y puro, si te preguntase como te sientes probablemente me contestarías que “no puedes imaginarte como sería la vida sin él/ella”. En este momento “te quiero” es mucho más permanente ya que no te cuestionas quién siente más de los dos ni te preocupas de si el otro siente lo mismo o no.

Te sientes seguro y cómodo. Decir a la persona que amas “te quiero” te relaja, te abre y te hace sentir pleno junto a ella.

– Dos años: Pienso en el futuro. “Te quiero” en esta etapa significa “amo lo que eres y voy a amar lo que vayas a ser y tenga que ser en tu persona”. Evidentemente este significado viene después de sentir una sensación de confianza, o lo que es lo mismo: mientras ambos os mantengáis unidos nada es imposible ni da miedo.

Tres años, cuando ambos viven juntos: Cásate conmigo. “Te quiero” significa que quieres hacer que el amor que sientes por él/ella sea algo permanente. Deseas compartir todo junto a la persona que quieres. Una vida llena de cariño, confianza, sabiduría y lo más importante, aprendizaje mutuo.

En estos momentos, “te quiero” puede estar quedándose ya corto. Seguramente con esas palabras ya estés queriendo decir “tú eres todo lo que quiero”, porque es lo que realmente quiere decir tu corazón y alma.

– Cuatro años, Matrimonio o compromiso formal: sueñas despierto. Una de las experiencias mas maravillosas que puede ocurrirle al ser humano es amar y ser correspondido. El amor es todo. Sentir el amor verdadero de otra persona hacia tu corazón y corresponderla incondicionalmente “creo” y dicen no tiene nombre ni color.

No buscas mucho más llegado este punto, ya que te encuentras tocando el “nirvana” emocional. Muchas personas te dirán lo afortunado que eres, y otras muchas por ello te tendrán envidia sana. Y es cierto. Muchas personas vienen a este mundo, incluida una servidora, y aún no saben lo que es esa sensación con otra persona.

Lo comentado a lo largo de este artículo suele ser lo habitual en las parejas que evolucionan, pero es importante ser conscientes que cada pareja necesita y tiene unos tiempos diferentes. Muchas, por ejemplo, pueden quedarse estancadas en alguna de las etapas explicadas, siéndoles necesario más tiempo o herramientas emocionales para trabajar en la relación.

Paula Díaz-Hellín

Coacher emocional....

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escríbeme ¿tienes preguntas?
Te respondo aquí personalmente!