Quiero una vida de lujos

06/06/2018 Paula Díaz-Hellín

Quiero tener el lujo de vivir sin prisa. Sin mirar relojes, programarme todo el trabajo o tener que quedar semanas antes para ver a esas personas que tanto adoro… Respirar, sentarme y sentir que el tiempo pasa, sí, pero que simplemente mi respiración en ese preciso momento ya de por sí es el regalo.

Preparar y disfrutar mis alimentos con calma, alimentándome con consciencia y sabiduría. Porque como dice el eslogan publicitario “y es que lo que comes se nota por fuera”. Una alimentación saludable es la base de un bienestar equilibrado diario así como de una mejor gestión de nuestras emociones. Por eso, come acompañado de risas y muchos abrazos, pero sin revistas, moviles o televisiones encendidas..

Dormir lo suficiente. Que regalo tan maravillo supone acostarte, sentir las sabanas ahora en verano fresquitas contra el tacto de tu piel. Os confesaré que esto último se a convertido en uno de mis placeres rutinarios que siempre que puedo cumplo, me ayuda a tener mayor consciencia de mi cuerpo, de mis sensaciones… Arrancándome así el día con una bonita y tierna sonrisa hacia mi misma. Lo habéis probado alguna vez? Os encantará, creerme…

 

Tener tiempo para contemplar la vida. Para viajar a un lugar alto, desde donde ver todo pequeño, muy pequeñito y sentirte rozando el cielo. Dejar que los rayos de sol toquen tu piel, tu pelo y te saquen un guiño de plenitud…de realización. Porque quiero gozar el lujo de ser yo misma sin sentir la necesidad de impresionar a nadie. Sentirme libre, libre para hacia mi misma, para los demás, para los clientes y en definitiva para el mundo…

Seguir mis ideales, mis sueños, mis pasiones y locuras. Tomar mis propias decisiones rodeándome de opiniones realizadas desde el corazón de los que más me quieren. Pero que, si llegado el momento, no son compatibles las respeten y sonrían porque esas locuras son las que nos cambian la vida. La hacen mejor, más intensa, emocionante y viva. Nos hace superarnos y volar, confiando en nosotros.

Hacer las cosas que más disfruto y vivir de ellas. ¿Alguna vez habéis vivido la sensación de salir del trabajo y sonreír al cielo? De sentiros dichosos y repletos de luz por estar dedicándoos a vuestra verdadera vocación, vuestro talento. Para lo que estáis aquí y ahora abajo, viviendo y sintiendo.

 

 

Quiero vivir con el lujo de no tener miedo. Porque ya aprendí que el miedo me enseña a superarme, a hacerme mejor, a que eso a lo que temo está ahí para precisamente vivirlo, conquistarlo y hacerme mejor ser humano. ¿Quieres un consejo? Aquello a lo que temes es la señal de que si lo llevas a cabo transformaras tu vida por completo a mejor. A si que, agradece el miedo en tu vida.

Aceptar lo que venga. No esperar a otros momentos futuros. Sentir el presente, el instante… las mejores emociones vienen de no reprimirnos y vivir desde el corazón. Las corazonadas con uno de los regalos más maravillosos que nos concede la dicha. Hazlas caso y no te reprimas, vive aquí y ahora!

Adaptarme a cualquier situación. A no esperar nada de nadie ni de nada. Porque si lo haces te conviertes en espectadora de tu vida y no en personaje de tu propia historia. Porque así no vives, sobrevives a las expectativas y decisiones de los demás, dejando a un lado tu ser y tu magia personal sin ser la dueña de tu vida. Sacar a la luz todo tu talento vaya!

 

 

Y morir con una sonrisa. ¿Sabéis que sufrí un gravísimo accidente de tráfico en el cual podía haber muerto? Desde entonces sonrío a la vida y a la muerte. Porque ambas son necesarias, ¿para qué? Si te fijas, ponerte delante de ambas te enseñan lo contrario a lo que significan…aprender a morir y aprender a vivir… De ti depende entender ambas dualidades y significados, para sentir tu momento y no arrepentirte de nada ni nadie. Que tu vida se convierta en una historia inolvidable!!!!!!

Y sobre todo quiero…quiero tener el lujo más grande de todos: el lujo de ser feliz ahora… con o sin lujos… pero siempre al lado de las personas que más adoro y respeto. Y conmigo misma, siempre. Allá donde vaya… estar cerca irremediablemente de mi corazón.

Y vosotr@s… ¿qué lujos queréis sentir en vuestra vida? Se aceptan grandes ideas 🙂

P.D: Dedicado a mis mejores y grandes amigos

Paula Díaz-Hellín

Coacher emocional....

Comments (2)

  1. client3

    Muy buen articulo. Hoy por hoy creo que el mejor de los lujos es ser uno mismo, vivir sin miedos y libre. Creo que todavía vivimos con muchos prejuicios.

    • paula diaz

      Totalmente de acuerdo Sergio!
      Ser nosotros mismos es un regalo y según mi experiencia personal, para lo que vivimos y estamos aquí abajo 🙂
      Todo un reto, muy posible de conseguir por supuesto amigo,
      Mil gracias por tus palabras, espero leerte muy pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escríbeme ¿tienes preguntas?
Te respondo aquí personalmente!